jueves, 16 de abril de 2009

Mientras Europa duerme...

Voy caminando por las calles de mi ciudad, Madrid: una ciudad de oportunidades, cosmopolita; llena de actividad y energía. Llena de risas de niños, de parejas cogidas de la mano, de taxistas furiosos; Llena de luz, de color…

Llena de inmigrantes.

La inmigración masiva es un cáncer. Estoy seguro de que ahora mismo me estáis comparando con Adolf Hitler. Claro, acabo de meter el dedo en una de las llagas de esta deprimente sociedad aletargada. La inmigración. Y claro, como buen tema tabú, es políticamente incorrecto. Es inmoral. Va en contra de la solidaridad, de la caridad, de la bondad y sobretodo de la tolerancia. Bueno ¿y qué? Es hora de acercarnos un poquito a la verdad que nuestros mandatarios han querido edulcorar. Abrid los ojos, estúpidos.

La emigración es un fenómeno natural que llevamos los hombres en la sangre. Se ha demostrado a lo largo de los siglos. Es un fenómeno resultado por un estado de necesidad que lleva al individuo a trasladarse de su lugar de nacimiento y residencia en busca de una situación económica y social más cómoda o, en casos de guerra o “caza de brujas”, en busca de un refugio y una protección. Eres emigrante de tu país e inmigrante del país huésped (por si alguien no lo sabía).

Todo país es consciente de la necesidad de inmigración. ¿Qué supone la inmigración? Supone, para empezar, mano de obra. Si. Mientras el nacional tiene la oportunidad de escalar peldaños hacia una clase media acomodada, el inmigrante hará el trabajo de la clase obrera. Mano de obra barata. Porque es barata. Pero ¿por qué entonces no se vuelven a su país? Es obvio: porque lo que aquí consideramos barato allí no lo es tanto. Hasta aquí ningún problema. Ni para el país huésped ni para el inmigrante. ¿Qué ocurre entonces? Que se da el llamado fenómeno de reagrupación, que consiste en que cada inmigrante legalizado reagrupa, es decir, reúne a su familia en el país huésped. Un ejemplo ayudará a entenderlo:

Wenceslao trabaja para una empresa de jardineros; cobra un salario normal de ayudante, está regularizado según las leyes de inmigración y está inscrito en la Seguridad Social. Wenceslao, al ser consciente de que su situación ya es estable, considera oportuno llamar a su mujer y a sus hijos y, si me apura, a su madre a reunirse con él en un país donde tiene más oportunidades y dónde no es tan difícil escapar de la pobreza. Enternecedor. Comienza la inmigración masiva, pero no termina.

¿Y por qué no termina? Particularmente en España gracias a la regulación masiva del ministro Caldera, del Gobierno de Zapatero. No me gustaría meterme en asuntos políticos (pues los considero basura a todos los integrantes de ese fantástico club social llamado política), pero esa regulación masiva es un claro ejemplo de cómo envenenar a un país.

Regulación masiva --> Reagrupación familiar masiva. Bravo Señor Caldera.

Situación final: Nuestro querido amigo Wenceslao está asentado en su casa de alquiler; todo correcto: trabaja, se gana el pan de cada día y procura mantener a su familia; además ha decidido sacarse la doble nacionalidad. Mientras, la mujer trabaja de servicio doméstico en una casa, la pagan en dinero negro y no cotiza en la Seguridad Social; mientras tanto, va haciendo su papeleo. Dentro de unos años será regularizada como lo fue su esposo. Los niños tampoco cotizan en la Seguridad Social. La madre… etc.

Pero con el trabajo reconocido de uno se benefician todos de algo que paga el contribuyente traducido en forma de sanidad y educación gratuita entre otras ventajas. Sí, eso se paga con dinero público. Y si, ese dinero público proviene del contribuyente. Gracias.


Que emigren unos cuantos no es problema. El problema es que emigren TODOS. Claramente hay un gran problema en vuestro país: sistema ineficiente empujado por corruptos y mentirosos (casi como aqui, pero menos discreto). Y si seguís huyendo en la vida lo vais a solventar y vuestros países seguirán siendo pobres y prostituidos por siempre jamás.

Y por si fuera poco, más que traer mano de obra, y esto que digo a continuación está estadisticamente comprobado, lo que traen es más delincuencia. El 60% de los delincuentes menores de edad, por poner un ejemplo, son extranjeros (inmigrantes).


La inmigración es necesaria, pero en su justa medida, pues como todo en exceso, es malo.
Pero esto solamente ocurre en España. Pero ¿y en el resto de Europa? En el resto de Europa es peor. Estamos infectados por todo tipo de pobladores tercermundistas provenientes de África.


Y lo que es peor: estamos siendo invadidos por escoria islamista.


Vayamos por partes.

Los cayucos que desembarcan en España lo hacen aquí por ser las puertas del viejo continente, no por nada en especial. Los negros (¿aún se acepta esta denominación a las gentes de color?) procedentes de todos los rincones del continente más rico en recursos del mundo únicamente están en España de paso. Ellos suben a Francia. Asique de ahí no tenemos ningún problema. Bueno, tenemos un par: custodiar y deportar como primer problema; como segundo: recoger sus cadáveres hinchados por el calor y la humedad.


El hecho de que pasen a Francia es comprensible: el idioma. La mayoría de estas personas dominan el francés como lengua natal, pues son originarios de países de habla francófona. Esto es un derivado de la época de las colonias. Entonces ¿qué? ¿No es nuestro problema? Pues qué queréis que os diga, pero para mí, por lo menos para mí, Francia sigue perteneciendo a Europa.

El islam. La eterna epidemia.

Sus integrantes son como bacterias intentándose hacer con el control total de las civilizaciones. Poco a poco van infiltrando pequeños reductos en el mundo occidental que van creciendo cada vez más hasta constituir verdaderos guetos (véanse Francia, Holanda, Bélgica…). Esa es la realidad. La realidad es que dejamos que, por miedo a la represión por parte de la neoliberal opinión pública, campen a sus anchas por un mundo que no es el suyo. Y no porque yo diga que no es suyo. Sino porque ellos mismos así lo consideran. Sus imanes claman a los cuatro vientos el derrocamiento de los gobiernos occidentales y piden de forma ferviente las cabezas de “los perros infieles” en bandejas de plata.





Sus manifiestos han sido alterados por sus mandatarios para catequizar y enfurecer a sus masas. Así consiguen que estos vengan guiados por el afán de conquistar pequeñas partes de nuestro mundo asentándose así en un lugar ajeno al suyo originario, ocupando un puesto de trabajo que debería estar vacante y libre a disposición de un autóctono y, sobre todo, imponiendo su religión y sus directrices que obligan a edificar templos de culto...

Sus escritos, entre otros versos recogidos del Corán, ¿incitan? ¡No! ¡Obligan a luchar contra aquellos que impidan la expansión del islam! ¡Obligan a lo que ellos llaman yihad, a la lucha!





Y mientras nosotros les acogemos con los brazos abiertos ellos afilan sus cuchillos para ensartarnos de parte a parte en cuanto les den la señal. Estamos en un estado de sopor continuado. No despertamos de nuestros sueños felices sobre un mundo en paz y armonía cuando un poco más al este de donde nos encontramos entrenan milicias dispuestas al combate, dispuestas al suicidio o sacrificio y dispuestas a degollar rehenes enfrente de una cámara de televisión para más tarde darse propaganda como si de un anuncio de Coca Cola se tratara. Son unos pocos diréis, unos pocos radicales. ¿También fueron unos pocos radicales aquellos que asaltaron la embajada de Dinamarca en un país árabe cuando se publicaron aquellas caricaturas? ¿Y los que quemaron las banderas? ¿Y todos los demás altercados que hubo, que ni su policía rechazó? Ahí es donde se ve su verdadera naturaleza. Y seguimos estando ciegos. Rectifico: seguís estando ciegos.

¿Y que ocurre cuando se meten con el Dios de occidente o queman nuestras banderas y las pisotean? No ocurre nada. ¿Por qué? Porque somos unos cobardes. Estamos influidos por el racismo positivo que impera en nuestra sociedad. Dicen que, en teoría, el hombre blanco es el hacedor de todos los males que han asolado sus civilizaciones y ¿por esta razon debemos sentirnos culpables y tolerar sus comportamientos? El tiempo pasa y de paso cura. Yo me siento orgulloso (y qúe persona normal no lo estaría) de que mi nación haya conquistado territorios antaño y, es más, me siento orgulloso de que una vez fuera mi tierra Europa la que domino el mundo en su totalidad.

A la par de que ellos hacen los que les viene en gana, nosotros, bajo el yugo de una tolerancia radical, bajo el imperio del racismo positivo, tenemos que sentirnos culpables de su situación y permitirles todos sus comportamientos.


Si Dios quiere esto os ayudará a recuperar vuestra razón y después de verlo, preguntaos por qué tan poca repercusión mediática ante un tema que, siendo el caso contrario, hubiese movilizado hasta la ONU. Disfrutadlo:

http://www.liveleak.com/view?i=d1c_1239034565

Por último exponer que el problema va más allá. En España estamos entre la primera y la segunda generación de inmigrantes (y dentro de poco, no lo olivdemos, habrá más y más musulmanes). El problema está en cuando acabemos como en Francia: generaciones tercera y cuarta de inmigrantes; los hijos y nietos de aquellos que emigraron. Los que ya están más que cuajados. A esos ya no se les puede mover. Son como la mala hierba. Y en España sucederá lo mismo. ¿No te lo crees? Sal a dar un paseo.


(El título del tema es también el título de un libro referente a la inmigración en Europa y a todo el tema tratado en general visto, si no me equivoco, desde el punto de vista de un escritor estadounidense, Bruce Bawer, residente en Europa desde 1998. Probablemente su libro trate de manera más clara, más documentada y no tan exaltada este tema. Yo por mi parte pienso leérmelo y os animo a que lo hagáis.)


¡DESPERTA FERRO!
.


7 comentarios:

Juanma dijo...

Muy buenas Hades,

tengo que reconocer que no sigo el blog (quizá a partir de ahora lo haga). Tu entrada me ha creado pensamientos y opiniones (opiniones sobre tus pensamientos también) un poco contradictorios y eso es de agradecer puesto que nunca viene mal cuestionarse a uno mismo.

Para ser 100% sincero, noto un cierto acento de miedo y racismo encubierto en tus palabras (con todo mi respeto). La inmigración como tu muy bien dices siempre ha sido un tema tabú, y por el simple echo de decir la palabra parece que te etiqueten de "RACISTA".

Principalmente deberíamos distinguir dos tipos de inmigración así como también distinguir como mínimo dos tipos de personas. En el primer caso podríamos hablar de inmigración sana (aquella que emigra de su país para conseguir una mayor calidad de vida, en definitiva vivir mejor siempre trabajando y luchando), la otra inmigración sería una menos sana o aprovechada y que consiste en aprovecharse lo máximo posible de los beneficios que se dan a la otra inmigración sin ellos trabajar o aportar sino justamente todo lo contrario (en la mayoría de los casos el racismo está instaurado en este tipo). También podríamos tener dos tipos de personas las buenas y las malas ... así que solamente con estos 4 tipos podemos cruzar y nos saldrán diferentes inmigrantes algunos mejores que otros. Es un ejemplo simplificado para comentar que frases como "La inmigración es necesaria, pero en su justa medida, pues como todo en exceso, es malo." creo que pueden sentar mal en algunos colectivos (grupos con características propias que normalmente provienen todos de los mismos cruces que tipos que hemos comentado) que no siempre tienen que ser perjudiciales a nuestra sociedad.

Yo por suerte no he necesitado ser emigrante español y puedo seguir viviendo en mi país natal, pero si una cosa tengo segura que me gustaría recibir un trato cordial de cualquier país si un día tuviese que ser inmigrante extranjero, así pues intento dar lo mismo que me gustaría recibir. Esto no significa que haya que ser inocente puesto que no todo el mundo actual de manera igual.

Terminando que sino .... hoy no trabajaré ;)

Solamente un comentario sobre otra frase escrita:
"Y si seguís huyendo en la vida lo vais a solventar y vuestros países seguirán siendo pobres y prostituidos por siempre jamás." --> ¿No crees que quizá la política internacional de países desarrollados (entre ellos España) durante muchos años se han aprovechado de esta pobreza y prostitución que comentas?, ¿Después de tantos años, tanta pobreza y tanta prostitución, crees de verdad que la población pobre, prostituida y alguna corrupta tiene las herramientas para solucionarlo sin la ayuda de alguna política o fuerza internacional?, por último ... ¿Interesa que haya más países desarrollados a los políticos de los actuales países potencialmente desarrollados?, ¿Quieren ayudar a TODOS los países subdesarrollados o tercermundistas?

Por último sobre el vídeo: muy desagradable pueda haber gente con tan pocos escrúpulos. Aunque la verdad es que me a mí ese vídeo me hace dudar sobre la calidad general de las personas en todo el mundo y no únicamente en una parte puesto que podríamos poner centenares de vídeos racistas (contra inmigrantes y contra nativos) (que mal suena esta diferenciación).

Igualo poniendo uno que me quedó muy cerca de donde resido:

http://www.youtube.com/watch?v=q4OXjCuLUbYEspero ser de ayuda en toda esta reflexión y espero que mis comentarios se tomen como una aportación y no como un intento de ofender.

Saludos.

Juanma

Hades dijo...

Hola Juanma,

Voy por partes:

Lo primero es decirte que para nada tu comentario es ofensivo, ¡ni mucho menos! Cualquier opinión es bien recibida; de hecho considero tu comentario muy respetuoso.

Te diré que, respecto al vídeo, llegas tarde ;-) Es decir, los medios de comunicación nos han bombardeado con esta noticia durante una buena temporada. ¿No te parece extraño? Mañana, tarde y noche durante días con la “agresión racista en el metro de Barcelona” y sólo le dedicaron un informativo y muy de pasada al video que he el placer de colgar. ¿Qué ocurre? Que siendo así nadie se entera de ello. ¿Por qué? Pues no lo sé. En serio; empiezo a pensar en varios factores pero me parecen de fundamento tan ridículo: ¿miedo? ¿desinterés? ¿integración? No logro comprenderlo.

Y el otro tema, en el que además comparto enteramente tu opinión, es aquel referente a la culpabilidad de los países desarrollados en base a la podredumbre que impera sobre los países tercermundistas. Pues claro. Por eso nos sentimos culpables y toleramos lo intolerable. Porque en Sudamérica colonizamos y explotamos españoles y portugueses y porque en África colonizamos hasta el último rincón de tierra. Pero todo ello forma parte del pasado; ahora esos mismos países que explotaban intentan aliarse con los menos desarrollados e intentan introducir ayudas con la inyección de empresas e industria, por no hablar de alianzas y convenios.

Rectifico: no todos los países; únicamente España lo hace con los países de América del Sur.

En África el conflicto es difícil de explicar con palabras, pero lo intentaré de todos modos. El problema principal fue la explotación a la que los sometieron los países desarrollados. Estos mismos estados, al producirse la descolonización, ubicaron en el poder a quienes más les convenía. Por eso se respira un aire de pura corrupción y por eso tanta pobreza. El segundo problema fue la división de tierras producida por las potencias, que fue completamente ortogonal, sin tener en cuenta las fronteras territoriales de cada una de sus tribus. No sé si me explico. Es una de las causas de que haya tantas matanzas internas.

Y no, no interesa que se desarrollen, pues sino esto estaría muy equilibrado y el muy rico dejaría de ser tan rico. Y eso no interesa ¿verdad?
Pero respecto a estas cuestiones: no es mi lucha; es la suya. Ellos debieran luchar por una vida y unas condiciones de trabajo dignas. Si ellos así lo hicieran, tendrían que emigrar menos, ¿no crees? Lo sé, es muy fácil decirlo desde el sillón, pero repito: es una batalla que deben realizar ellos. Incluso gente de países desarrollados en su mayoría en forma de ONG’s colaboran con ellos.

Y ellos mismos deberían alzarse contra de sus líderes totalitaristas o, en caso de los países latinoamericanos, alzarse contra sus democracias viciadas. ¿Infraestructura para ello? La tienen. ¿El problema? Que derrocan a un líder en África, y el nuevo líder olvida sus promesas de paz y desarrollo para convertirse en un análogo del anterior. Y en Sudamérica, más de lo mismo. Y que no nos sorprenda pues, de una manera más discreta, esto sucede de forma parecida en los países desarrollados como el nuestro, donde la clase política es decadente.

Un cordial saludo y gracias por el comentario.

Hades dijo...

Se me olvidaba citarlo en el texto, pero toda la regulación de Caldera produjo, además de la reagrupación familiar, el llamado efecto llamada.

Juanma dijo...

Hola de nuevo Hades,

1ero.- Reconozco que llego tarde con el vídeo, por suerte es conocido por todos. Simplemente ejemplario.

2ndo.- Entiendo y comparto con matices, tu postura sobre el posicionamiento de la responsabilidad histórica y sobre la responsabilidad de cambio que han de hacer desde dentro. Insisto (y tu también lo reconoces) sobre la dificultad de ser objetivos en esto, teniendo una calidad de vida medianamente digna.

Sobre los pensamientos contradictorios que citaba antes: Creo sinceramente que se debería de encontrar una solución a este gran conflicto de intereses, puesto que los principales perjudicados vuelven a ser los mismos (igual que el la época colonial, o en las expansiones españolas por américa). Partiendo de la base que todas las personas deberíamos de tener los mismos derechos independientemente del país natal, color de piel, costumbres, etc... me parece muy triste y pueril que el simple echo de nacer en un país o en otro te condicione para tener una vida más o menos normal o una "novida", no creo en la reencarnación así que me entristece ver como la gente no quiere o no puede aprovechar esta oportunidad de vida, y aún más cuando los motivos son meramente económicos; tanto para los políticos como para la ciudadanía en general puesto que temen perder sus puestos de empleo o no quieren ver como se gasta cierto dinero en otras razas. Así pues me gustaría ver éstas oleadas de inmigrantes ilegales reduciéndose por unas medidas correctas en países exportadores (símil) de pobreza y en países destino. Estas medidas entiendo que han de ser principalmente comunes para todos lo que quieran venir a Europa y a su vez han de ser generosas y no interesadas. No creo que haya que tratar a un inmigrante como un delincuente ni extrapolar a todo un conjunto la actitud de una minoría. No estoy para nada a favor de una apertura de puertas a la extranjería puesto que como muy bien dices, frenaríamos la lucha para la libertad que han de llevar a cabo en sus países, pero de lo que si que no estoy para nada convencido es de repatriarlos, siempre y cuando se pueda demostrar que la actividad que realizan aquí es totalmente legal.

Conozco gente que se benefició de las medidas a la inmigración que se realizó hace unos años y reconozco errores pero también mejoras, puesto que muchos ilegales que trabajaban para patrones ESPAÑOLES en negro pudieron empezar a hacerlo legalmente, solicitando que se respetasen sus derechos.
Lo que conlleva más problemática de carácter social, es la inmigración ilegal. Pensemos que durante muchos años (no solamente durante la legislatura del PSOE) entraron en España muchos inmigrantes ilegales, y convivían algunos con trabajos ordinarios y otros con trabajos menos ordinarios o mejor dicho pasando de lo ilegal a lo inmoral. La pregunta era ... ¿Que hacemos ahora?, ¿Podemos seguir mirando hacia otro lado como si no existiesen? ... De acuerdo esa medida creó un efecto llamada y hemos podido comprobar el aumento de intentos de entrada desde entonces pero que debíamos hacer como personas del mundo ... supongo que estarás de acuerdo que repatriarlos no era viable.

Tengo que ir parando de nuevo ... la verdad es que me has causado un buen torrente de pensamientos ... Gracias!! :D

No sé ... mi conocimiento sobre posibles soluciones es nulo a todo esto, pero si que creo que no debemos de hacer demagogia o cerrar los ojos cuando el problema nos afecta a nosotros y a miles de personas buscando una segunda oportunidad en esta vida corta y única.

La vida es una oportunidad, aprovéchala.
La vida es belleza, admírala.
La vida es beatitud, saboréala.
La vida es un sueño, hazlo realidad.
La vida es un reto, afróntalo.
La vida es un deber, cúmplelo.
La vida es un juego, juégalo.
La vida es preciosa, cuídala.
La vida es riqueza, consérvala.
La vida es amor, gózala.
La vida es un misterio, desvélalo.
La vida es promesa, cúmplela.
La vida es tristeza, supérala.
La vida es un himno, cántalo.
La vida es un combate, acéptalo.
La vida es una tragedia, domínala.
La vida es una aventura, disfrútala.
La vida es felicidad, merécela.
La vida es la vida, defiéndela.
- Madre Teresa de Calcuta -

Me considero agnóstico pero también un poco fariseo en este tema de ahí que haya recopilado esta prosa a la vida.

De nuevo gracias y disculpa por las dos parrafadas, pero soy incapaz de reducir más mis pensamientos sobre este tema.

Saludos.

Hades dijo...

Aquí dejo otro vídeo:

http://www.liveleak.com/view?i=baa_1235693928


*********************************
Respecto a eso de tener los mismos derechos... El caso es que por el merohecho de ser personas, un hombre ya es titular de los Derechos Humanos, que son los derechos fundamentales qu corresponden al hombre de forma inalienable: Derecho a la vida, Derecho a la libertad, Derecho a un buen trato, etc. Pero los derechos, por así decirlo, menos fundamentales deberían, en mi opinión no ser tan igualitarios. Es decir que, si dos personas están en las MISMAS condiciones (por ejemplo: 5 hijos, una esposa y un sueldo de 400 €), y uno es nacional y otro extranjero, creo que el nacional tiene más derecho que el otro a adquirir por ejemplo una casa de protección oficial. Pero no sólamente en España. Al revés igual. Un español en Inglaterra por ejemplo, pienso que debería ser lo mismo. Lo que no quiere decir que no se les deban de dar ayudas a los inmigrantes, que es algo distinto. Y también matizo, darles ayudas, no tratarles entre algodones por el hecho de ser pobres inmigrantes y, reitero, por nuestro sentimiento de culpa.

Como personas del mundo no, no se le debe omitir el deber de socorro a un hombre que casi muere en una patera repatriándole a su país en el que probablmente muera de hambre, sea objeto de una matanza, o se ahogue volviendo a intentar cruzar el estrecho. No, como ciudadanos del mundo no. Es muy fuerte y sus situaciones muy desesperadas. Es obvio. Pero volvemos a lo mismo: ese sentimiento de culpa y esa carencia por su parte de intentar cambiar su mundo.


No me creo con competencia como para darle una solución al problema. Pero le daré más de una pensada.

Me alegra haber compartido mis puntos de vista contigo.

Un saludo y ¡gracias!

Anónimo dijo...

Hades, creo que tu formación cultural es un poco escasa por lo que veo...En nuestro país, Argentina, los inmigrantes, (gallegos, tanos y turcos o sea Españoles, italianos y árabes) hicieron nuestra patria grande. Porque vinieron?Porque Europa, los mataba a tiros o de hambre, acá se hicieron la América, pero sus nietos o sus hijos son nuestros actuales gobernantes, muchos de ellos impresentables, pero alardean de su origen europeo.
Los inmigrantes son un mal necesario o vos vas a ir a limpiar casas o a recoger tomates???
El mal que nosotros sufrimos por el catolicismo se lo debemos a esa gente, todos fachos y católicos o sea lo mismo que les pasa a ustedes con los musulmanes nos pasó a nosotros hace cerca de 80 años, curioso, no??
He estado en España hace dos meses y ya he ido varias veces de paseo, cada vez más los inmigrantes están copando bares y eso no me gusta nada, elijo donde hay españoles que atiendan, con mas copados y atienden mejor saben de qué va la cosa. Y eso no es racismo solo que me da un poco de cosa. Un peruano o ecuatoriano despachando en un bar de Madrid!!Noooo!!
Soy tercera generación de argentino nieto de tano, árabe y gallegos aunque sospecho que alguna india debo tener en mi sangre. O sea que soy un 90 % inmigrante con apellido árabe y ateo. Que tal???
Andá a saber si España no será otra vez mora dentro de 80 años no???
Un saludo desde el sur del mundo.
OJ
"El turco" pa´los aamigos.

Hades dijo...

Creo que mi formación cultural es bastante más extensa que la tuya, lo digo porque, a diferencia de Juanma, tu comentario no ha aportado gran cosa por no decir nada…

CITO:
“En nuestro país, Argentina, los inmigrantes, (gallegos, tanos y turcos o sea Españoles, italianos y árabes) hicieron nuestra patria grande. Porque vinieron?Porque Europa, los mataba a tiros o de hambre, acá se hicieron la América, pero sus nietos o sus hijos son nuestros actuales gobernantes, muchos de ellos impresentables, pero alardean de su origen europeo.”

Creo que no he dicho lo contrario en ningún momento. Yo no hablo de Argentina, hablo de España y de Europa. Claro que fuimos inmigrantes en otros países, eso no se olvida… Pero lo que aquí se cuece es demasiado. En eso reside gran parte de mi queja (y tu mismo me das la razón diciéndome lo de los sudamericanos en los bares…)

CITO:
“Los inmigrantes son un mal necesario o vos vas a ir a limpiar casas o a recoger tomates???”

Pues probablemente en tiempos de crisis, si. Pero de una forma más general te digo lo que digo siempre: no es que los inmigrantes se ocupen de los trabajos que los autóctonos no quieren, sino que estos últimos han luchado por un sueldo y unas condiciones de trabajo dignas a lo largo de los últimos años y, cuando esto queda viciado por los empresarios para conseguir mano de obra barata, al autóctono no le da la gana de someterse a semejante “vida”(ya en el pasado vivida por esclavos y campesinos atados a las normas de un cacique). La culpa en todo caso la tiene el empresario en todo caso.

CITO:
“El mal que nosotros sufrimos por el catolicismo se lo debemos a esa gente, todos fachos y católicos o sea lo mismo que les pasa a ustedes con los musulmanes nos pasó a nosotros hace cerca de 80 años, curioso, no??”
No veo en que se parecen estas dos situaciones, creo que no tiene nada que ver.

CITO:
“Soy tercera generación de argentino nieto de tano, árabe y gallegos aunque sospecho que alguna india debo tener en mi sangre. O sea que soy un 90 % inmigrante con apellido árabe y ateo. Que tal???
Andá a saber si España no será otra vez mora dentro de 80 años no???”

Me parece estupendo (o lo que es lo mismo: me da igual).
Creo que dentro de 80 años no serán los musulmanes, sino los sudamericanos los que nos preocupen. Los musulmanes están más arraigados en Francia (por el habla francesa) y Países Bajos. Creo que aquí se demuestra tu nulo conocimiento sobre mi escrito así como de nuestra situación social actual.

La próxima vez que empieces un comentario, si es que hay próxima, hazlo sin regalarte nombrando mi formación cultural claramente desconocida para tí o procederé a realizar otro sutil repaso.

Un saludo